Hollywood Peel

El Hollywood Peel es un tratamiento láser indoloro que ayuda a rejuvenecer la apariencia de la piel dañada o envejecida. Es perfecto para tratar imperfecciones cutáneas, manchas, poros abiertos, ojeras, manchas oscuras de acné y mejorar los síntomas de la rosácea sin el tiempo de recuperación que requieren otros tratamientos laser.

¿Cómo funciona?
Consiste en aplicar una máscara de carbono sobre la piel del rostro limpia y seca. Se deja reposar lo suficiente para que los pigmentos de la misma ingresen en los poros dilatados. El láser actúa sobre dichos pigmentos rompiéndolos y evaporándolos en el aire. Esto provoca una fricción que por efecto mecánico logra el cierre de los poros.

¿Qué sensación produce?
Sólo se siente un ligero calor por donde pasa el láser. Es totalmente indoloro y no deja ningún tipo de marcas o descamación como otros peelings, por lo que se puede volver a realizar las actividades cotidianas normalmente.

¿Cuánto dura el tratamiento?
Las sesiones son de aproximadamente 40 minutos y la cantidad de las mismas depende de cada caso particular. Por eso se realiza una consulta con la profesional, que evalúa a cada paciente y recomienda lo más indicado para su necesidad.

¿Quiénes pueden realizar este tratamiento?
Es seguro en todos los tipos de piel y para realizar en cualquier momento de año, incluso en verano, ya que no deja ningún tipo de marcas, y es ideal para hombres y mujeres de cualquier edad.

¿Cuáles son los resultados de este tratamiento?
Se utiliza para tratar manchas y marcas producidas por acné, rejuvenecer la piel, mejorar su textura, disminuir la apariencia de los poros abiertos, mejorar los síntomas de la rosácea y tratar arrugas y líneas de expresión. Tiene un efecto progresivo y estimula la producción de colágeno y elastina, dejando la piel más lisa, suave y luminosa.

¿Qué debo tener en cuenta luego de realizado el tratamiento?
Mantener la piel hidratada con cremas no invasivas, utilizar protección solar y evitar la exposición al mismo, para evitar estimular la formación de melanina en exceso, que puede provocar la reaparición de manchas faciales.